Salud del Viajero

 

La salud del viajero
Esta dependerá de nuestro estado de salud previo al viaje, de nuestra preparación para posibles inconvenientes, de la manera en que tratemos estos si tienen lugar, y de nuestro cuidado general durante el viaje.

 

ESTADO DE SALUD PREVIO AL VIAJE:

Como primera medida previa a un viaje extenso que sabemos pondrá a prueba nuestra salud, está visitar a un médico clínico para hacernos un chequeo general, y ver, por ejemplo, si no tenemos una ligera anemia, si el nivel de glóbulos rojos está en orden, etc. Pasada esta fase que para muchos será redundante porque saben que están en estado o hacen deporte, vamos a lo que es vacunas.

 

PREPARACION:

Todos sabemos que a un viaje serio debemos llevar un botiquín de primeros auxilios con lo necesario para tratar cortes, mordeduras, infecciones, etc.

 

El Kit de Primeros Auxilios

Aspirinas

antiestaminas (alergias, fiebre alta, picaduras de insectos, etc) Ejemplo: benadryl
Antibióticos: para los que vayan a zonas aisladas. Se necesita receta.
Loperamide o diphenoxylate: para diarrea
Prochlorperazine o metaclopramide: para nausea y vómitos
Mezcla rehidratante: para prevenir deshidratación, por ejemplo por diarrea severa.
Repelente, crema protectora (con buen factor de protección. 30 por ej), y manteca de cacao.
Calamine, o aloe vera: para tratar iiritacion por quemaduras de sol o picaduras de insectos.
Talco: para infecciones y hongos.
Antisepticos: (como providone-iodine o merthiolate) para cortes.
Curitas, vendas y gasas, tijeras para cortarlas y guantes descartables para manipularlas.
Tabletas purificadoras de agua.
Termómetro: (los termómetros de mercurio están prohibidos por las aerolíneas)
Multivitaminas: para viajes largos, en los que la ingesta diaria no satisface la dieta recomendada.
Aunque no es parte del botiquin, una red para mosquitos nos puede salvar la vida en zona de malaria. Las hay pequenias para el rostro y largas y anchas para cubrir la cama entera y dormir a resguardo.

La otra fase de la preparacion consiste en la vacunación. Esto es, darnos las vacunas para las enfermedades que corremos el riezgo de contraer en el país visitado.

 

Cómo sabemos las vacunas que nos corresponden?

Una rápida manera de averiguar las vacunas necesarias para la zona a la que vamos es conseguir una guia de viaje del país en cuestión,  como pueden ser las Lonely Planet, Rough Guide, Let’s Go, Trotamundos, Brandt, Footprint, etc. Por internet, lo más fácil es mirar la página de Lonely Planet en internet (fijarse en la sección links). Otra manera es consultar a un médico especializado.
Aunque la mayoría de los países no exigen obligatoriamente prueba de vacunación para ingresar es aconsejable tener al día algunas vacunas. Muchos países africanos exigen la vacuna de la fiebre amarilla, por ejemplo, asentada en un certificado internacional de vacunación. Es el único de los continentes que requiere pruebas de vacunación. Para el resto del mundo, tener o no las vacunas queda a nuestra responsabilidad. Europa casi no representa un riezgo, mientras que para Latinoamerica y Asia ir sin vacuna alguna equivale a un suicidio aunque no nos pidan el papelito.

 

Ya sabemos las vacunas necesarias. Dónde las conseguimos?

La manera más fácil de saber cómo proceder es visitar a un médico clínico. El sabrá qué vacunas podemos darnos, dónde conseguirlas y en qué orden dárnoslas (ya que algunas no deben sobreponerse). El médico nos dará recetas para conseguir algunas que son administradas directamente en farmacia o nos derivará al sitio apropiado.

 

Dónde dirigirse en Buenos Aires:  Medicina del viajero, Hospital Muniz. Se especializan en infectología, por lo que dan vacunas y además informan si aún no sabemos cuáles necesitamos. (Uspallata 2272. Tel 4304-2180. Int 231. Pabellon 30) La vacuna contra la fiebre amarilla se da en la Dirección Nacional de Fronteras (Av Huergo 690. Tel 4343-1190). Siempre ir con nuestros certificados de vacunación para que los médicos sepan como seguir desde ese punto.

Dónde dirigirse en Mar del Plata:  En Mar del Plata  el  I.N.E, en Colón y Salta, administra muchas vacunas, pero no hay personal especializado que sepa las que necesitamos de acuerdo al país, por lo que hay que ir lista en mano, previa averiguación, e igualmente nos pedirán receta de un médico para algunas de ellas. Lo mismo va para el IREMI, en San Martín 3752 (Tel 473-1896) Las vacunas de la  fiebre Amarilla y la fiebre tifoidea: se dan en  en la Dirección de Sanidad, Transporte y Fronteras, en el puerto, al lado de Prefetura Nacional.

 

 

Vacunas

Sigue a continuación una lista más o menos acabada de las vacunas necesarias para casi cualquier parte.  Dependiendo de la zona a visitar podemos no necesitar algunas de ellas, o necesitar otras más específicas. 

Difteria y Tetanos: las vacunas son combinadas, deben reforzarse cada 10 anios. En Argentina se llama DTA o Doble, y se da en dos dosis separadas por un mes.
Polio: dada en la infancia. Refuerzo cada 10 anios.
Hepatitis A: La vacuna contra la hepatitis (Avaxim, o Havrix 1440, o Vaqta) provee inmunidad por mas de 10 anios. Después de la dosis inicial debe darse una segunda dosis a los 6 meses. Cada una de esas dosis cuesta $80 sin mutual. Se compra en una farmacia con orden del médico y es aplicada allí mismo. Otra opcion es la gamaglobulina, que puede proveer protección a corto plazo –de 2 a 6 meses- dependiendo de la dosis. No es una vacuna, sino un anticuerpo elaborado a base de donaciones de sangre. Es bastante efectivo y, al revés que la vacuna, provee inmunidad inmediata, pero hay discusiones sobre posibles efectos laterales a largo plazo, ya que está elaborada a base de sangre. La vacuna de la Hep A también esta disponible conjuntamente con la de la Hep. B. Esta versión se llama Twinrix. Son 3 dosis a lo largo de 6 meses, pero cada dosis cuesta $120 cada una de las tres dosis.
Hepatitis B: recomendada para viajes largos, además de para aquellos visitando países con altos niveles de infección. En general es transmisible via sexual o através de transfusiones. La vacuna se da en 3 veces. La Segunda dosis es al mes de la primera y la tercera a los 6 meses de la primera. Precio $8. Obtención: idem a la de la Hep A.
Tifoide: disponible como inyección o como cápsulas orales. Normalmente necesaria para estar más de dos semanas en los paises asiáticos, por ejemplo.
Cólera: La actual vacuna contra el cólera es poco protectiva, con muchos efectos secundarios, por lo que no es generalmente recomendada para viajeros. Sin embargo puede ser necesaria en algunos casos, ya que países con epidemia de cólera pueden llegar a exigir una prueba de vacunación, muy ocasionalmente.
Meningococcal Meningitis: se requiere (aconseja) esta vacuna para muchos países de Asia, Africa y Sudamérica. Muchas personas con buena salud pueden ser portadoras de esta enfermedad, que se transmite como un resfrío y puede matar a una persona en pocas horas. Una inyeccion brinda proteccion por 3 años.
Rabias: Deben pensar en esta vacuna los viajeros que esten más de un mes en países dónde la rabia es normal., especialmente si piensan andar en bicicleta, hacer caminatas o viajar por zonas remotas.  La vacuna Petravel incluye  3 dosis a lo largo de 3-4 semanas. Con vacuna y todo, si nos muerde o razgunia un animal se requieren dos refuerzos inmediatos. Se da gratuitamente en algunos centros de vacunación.
Encefalitis B japonesa:  necesaria para los que vayan a estar mas de un mes en el sudeste asiático y en algunas zonas del norte de la India. Implica tres inyecciones durante 30 días. Difícil de conseguir en Argentina.
Tuberculosis: El riezgo de TB para los viajeros es muy bajo, salvo que compartan las condiciones locales de vida en un país pobre por un largo tiempo. La vacuna (BCG) es recomendable para permanencia en estas areas por más de 6 meses. Normalmente es dada en la infancia y todos la tenemos (son las dos marquitas a la altura del antebrazo)
Malaria: :  Las pastillas contra la malaria son controversiales. No previenen totalmente la infección, sino que matan a los parásitos en su estadío de desarrollo, reduciendo significativamente el riezgo de muerte. Se debe buscar consejo médico, ya que hay muchos factores incidentes, como las zonas a visitar, el riezgo de exposicion a los mosquitos de la malaria, los efectos laterales de la medicación, tu história médica personal y la edad. Quienes viajen a áreas aisladas en países de alto riezgo querrán llevar dosis de esta medicina por si ocurren los síntomas.
Fiebre Amarilla:  la vacuna se consigue en todas partes e inmuniza por unos 10 anios. Recomendable para cualquier destino en Sudamérica y Centroamérica. Se da en la Dirección General de Fronteras en Buenos Aires (ver recuadro) y en Mar del Plata en la Dirección de Sanidad, Transporte y Frontera, al lado de Prefetura, en el Puerto.

 

Seguros médicos:

Un seguro médico, como su nombre lo indica, cubre los gastos en que pudiésemos llegar a incurrir por motivos de salud. Los hay de distinto lapso de cobertura (un mes, tres meses, un anio, etc) y de distinto grado de cobertura. Es importante asegurarse que el seguro que usemos no sea de esos en que el reembolso se efectua al regresar al país. Son preferibles aquellos con los que directamente se cubren los gastos en el momento. Un factor importante es el nivel de cobertura: el seguro que saquemos debe incluir las llamadas actividades de riezgo, que van desde andar en bicicleta hasta hacer caminatas, escalar, esquiar, etc. En un viaje de mochileros vamos a estar cayendo en esta categoria involuntariamente casi todo el tiempo. Otro tema es el tiempo de cobertura. Un seguro de un anio, normalmente es válido para varios viajes anuales hasta un máximo de 45 días consecutivos, y no para 365 días corridos. Averiguar antes.

Hay una gran oferta en internet, y hay mucha diferencia, por lo que conviene averiguar antes de comprar. ASATEJ, como de costumbre, maneja valores muy altos y sus seguros son de poca utilidad al viajero independiente. A continuación comparamos los valores de ASATEJ y los de TIJE, otra companía dedicada al turismo joven.  (Valores en dólares)

 

ASATEJ:

 

Tiempo                     Budget        Super           Adicional Deportes de Riesgo.

1 semana                     23             26                          11

2 semanas                   44             52                          22

1 mes                          78            101                         47

6 semanas                   98            138                         63

2 meses                     110            171                         91

3 meses                     153            254                       134

12 meses                    589           990              

 

Como ya sabemos, ASATEJ es de lo más caro que hay en el mercado, y sus productos muy rara vez son de utilidad para el viajero independiente. Una mejor opción nos parecen los seguros de TIJE

 

TIJE:

 

Tiempo                     Budget         Super

2 semanas                 11                 17

1 mes                        21                 31

2 meses                    39                 59

3 meses                    57                 83

6 meses                    99                143

12 meses                 173                253

 

 

DURANTE EL VIAJE

Reglas generales:

Comida:  un viejo dicho colonial dice: “si se puede cocinar, hervir, o pelar, entonces se puede comer. Sino olvídalo”. Los vegetales son seguros de comer en casi cualquier parte del país. Al viajar a dedo, la comida más vulnerable a ser salteada es el almuerzo, porque simplemente a esa hora casi siempre estamos en pleno viaje y muchas veces preferimos utilizar el tiempo para seguir avanzando y: o bien no almorzamos o lo hacemos inapropiadamente. Si el viaje se prolonga y también nuestro hábito de malalimentarnos, pronto comenzaremos a perder el apetito y a nuestro nivel energético general va a decaer, mermando nuestra capacidad de disdrutar plenamente de todas las actividades del viaje. Para viajes de más de un mes en los que sepamos que no vamos a poder mantener una dieta adecuado, tener a mano algunas vitaminas, si el presupusto lo permite, no es mala idea.

Una dieta balanceada: si nuestra dieta es limtada en variedad, y viajamos rápido  perdiendo comidas podemos compensar un poco esto incorporando huevos hervidos, porotos y lentejas a nuetra dieta, que son una manera simple de aumentar nuestra ingesta de proteínas. Aquella frutas que se pueden pelar tambien aportan vitaminas. Debemos tratar de que abunde en nuestra dieta los granos (arroz, por ejemplo) y el pan.  No cocer en exceso nuestras comidas , ya que pierden su valor nutricional. Tomar mucha agua en zonas cálidas: no esperar a tener sed para tomar agua. La falta de necesidad de orinar o poca cantidad de orina oscura son malas seniales. Lo mismo cuando a pesar de estar haciendo un esfuerzo físico no transpiramos. Estas son seniales de desidratación.  Normalmente esto está precedido por un exceso de sudoración, en el que se pierden sales y en consecuencia poder muscular. En zonas dónde la sal no forma parte de la dieta, adosar sal a la comida puede ayudar.

Agua: La regla general es que hay que tener cuidado con el agua que consumimos, especialmente con el hielo. En Argentina el agua de canilla es segura en Buenos Aires y en casi todos los centros urbanos. Pero en algunas áreas rurales, dónde los pozos de agua suelen estar cercanos a las letrinas, hay que guardar cautela. Un área en la que hay que tener cuidado es, por ejemplo, la zona del Impenetrable, en Chaco, al norte de Roque Sáenz Penia, que fue la única región del país en registrar brotes de cólera. Agua mineral embotellada debe deberse en estos casos de duda. Otra manera es purificar el agua nosotros mismos: la manera más simple es hervirla.Diez  minutos  deberían ser suficientes incluso a gran altura (dónde el agua tarda más en hervirse y los gérmenes tienen más chances de supervivencia). El filtrado es un método no recomendable, ya que no remueve todos lo organismos daninos, por lo que si no la hervimos debemos tratarla químicamente. Tabletas de Chlorine (algunas marcas son Puritabs, Steritabs, etc) matan muchos agentes, pero no algunos parásitos como la Giardia y otros organismos amébicos. Más efectivas son las tabletas de Iodine pero hay que procurar seguir las instrucciones: el exceso de Iodine puede ser perjudicial. Lo malo del agua tratada con tabletas es el gusto, sobre todo las de Iodine. Dicen que se puede disimular con harina saborizada. Antes de tratar el agua químicamente hay que asegurarse de que no tenga grandes impurezas. Si hay impurezas visibles, filtrar el agua primero, para que luego las tabletas sean efectivas. El agua se puede filtrar con un filtro especial para agua o sino se puede improvisar uno con un bolsa de naylon con pequenias perforaciones.

Salud cotidiana:  La temperatura normal del cuerpo es 37 grados. Una variación de dos grados hacia arriba indica una “fiebre alta”. El pulso normal de una persona adulta es de 60 a 80 pulsaciones por minutos. Es importante saber como tomar la temperatura y el pulso. El frecuencia respiratoria es tambien una indicadora de enfermedad. Entre 12 y 20 respiraciones por minuto es normal para adultos. Personas con fiebre alta con una enfermedad respiratoria como neumonía respiran más rápido de lo normal. Más de 40 respiraciones por minuto es un indicador de pneumonía.

Tratamiento de algunos problemas médicos frecuentes: La autodiagnosis y la automedicación pueden ser peligrosas. La idea es buscar atención médica siempre que esta esté disponible. En el exterior, una embajada, consulado, o hotel conco estrellas pueden recomendar un médico competente o una clínica. Los consejos en este informe son sólo para emergencias. Las medicinas se indican por sus nombres genéricos. Saber estos es más importante que conocer una marca, ya que estas cambian de país en país.

 

Riesgos ambientales

Apunamiento: Nombre local del síndrome de altura (SA) Cualquier viajero que viaje a regiones por sobre los 3000 metros se expone a esto. Cruzando de Mendoza a Chile, el Paso de San Fransisco en Catamarca, las partes altas de Salta (S.A.Cobres, Cachi, La Poma, etc) y todo el altiplano jujenio y Bolivia son zonas que se cobran peaje en este sentido.  Sobre los 3000 metros la atmósfera se vuelve más fina, con menos contenido de oxígeno, lo que hace que muchas personas sufran dolor de cabeza, nauseas, falta de aire,debilidad física y otros síntomas que pueden llevar a consecuencias más serias, sobretodo si combinados con golpes de calor, insolación o hipotermia. No hay una regla sobre que tan alto hay que ir para estar expuesto a esto. Se han conocido casos de SA fatales a 3000m, aunque es mucho más común sobre los 3500m. Para casos leves cualquier aspirina o chachacoma (un té de hierbas andinas)  sirven para aliviar los síntomas mientras el organismo se adpata. Mascar hojas de coca, que se compran en cualquier mercado callejero a $1 la bolsa, también es un remedio popular, per hay que ir mascando desde algunos días antes de subir a dónde sea que vayamos, osea, es preventivo más que curativo. Si los síntomas aparecen, evitar tomar alcohol, fumar, comer pesadamente o realizar esfuerzos físicos. La mayoría de la gente deja de sentir los síntomas en pocas horas, cuando su organism produce más glóbulos rojos para absorver el oxígeno. Si los síntomas persisten es imperatico descender.Medidas preventivas: ascender despacio, tomar días descanso frecuentemente, pasando dos o tres noches por cada mil metros que ascendemos. Si subimos a gran altitud haciendo caminata, el cuerpo se acostumbra solo, y es menos probable que nos veamos afectados que si tomamos un avión a destino. Es sabio dormir a menor altura que la máxima altitud alcanzada durante el día. Sobre los 3000 m es importante no aumentar la altura de descanso nocturna en más de 300m por día. Beber mas de lo normal, ya que el aire de montania es seco y frío y perdemos humedad al respirar. Comer liviano, comidas con carbohidratos. Chocolates o frutas secas son buenas provisiones para el caso. Evitar el alcohol que aumenta el riezgo de deshidratación, y los sedantes, que reducen el ritmo respiratorio. Normalmente todos los viajeros experimentan algun tipo de sintomas al llegar a más de 3000m. Estos se disipan al rato. Si los síntomas persisten el descenso imediato es necesario, incluso 500m pueden ayudar a prevenir una catástrofe.

Hongos: Infecciones pueden contraerse fácilmente al caminar por la duchas de los campings. Una manera de prevenir es usar ropa poco ajustada y ropa interior hecha de fibras naturales. Si aparecen hongos la manera de desalojarlos es levando diaramente la zona en cuestión con desinfectante, y secando bien, aplicar talco al calzado y exponer la piel al aire o al sol lo máximo posible. Cambiar de ropa con la mayor frecuencia posible..

Insolación: Argentina es un país de clima templado, pero en las provincias del Norte que lindan con el Trópico de Capricornio los rayos del sol caen directamente y pueden traer problemas. En el Chacho occidental y en otras zonas desérticas las temperaturas pueden exceder los 40 C en verano, y la deshidratación es una amenaza real. En la Patagonia Austral y Tierra del Fuego, donde la capa de ozono ha disminuido, una crema protectora es una buena idea aunque el cielo está nublado. Se puede complementar esto con un gorro-vicera o sombrero y gafas de sol de buena calidad. El Aloe Vera es bueno para quemaduras leves. Las gafas también ayudan a evitar el efecto nocivo de los rayos UV cuando estos se refractan en la nieve, arena o agua.  La deshidratació o la falta de sales pueden contribuir a la insolación. Tomar mucha agua es primordial. Ponerle sal a la comida. La deficiencia de sal se manifiesta a través de fatiga, suenio,  dolor de cabeza y muscular. Vómitos y diarrea también pueden reducir nuestras reservas de sales. Una forma especial de deshidratación es aquella en que no podemos sudar, pero esta afecta a quienes ya llevan un buen tiempo en climas cálidos, más que a recién llegados. Es buena idea llevar bolsas plásticas enrrollables. Vienen en capacidad de uno y dos litros y pueden guardarse en la mochila fácilmente, ocupando mucho menos espacio que cualquier termo o cantimplora, y pueden llenarse de agua y colgarse de la mochila durante una caminata.

Golpes de calor: Cuando el mecanismo termo-regulatorio de nuestro cuerpo se descompensa la temperatura temporal puede dispararse peligrosamente. Exposicion prolongada a altas temperaturas e ingesta insuficiente de líquidos pueden predisponernos a un golpe de calor. Evitar el acohol y las actividades físicas extenuentes durante los primeros dos días luego de llegar a una zona cálida.  Los síntomas incluyen malestar general, falta de sudor, temperaturas superiores a 39 grados. Cuando el sudor ha cesado la piel se pone roja.  Aveces la falta de coordinació también ocurre y la persona se vuelve confundida y/o agresiva, si la cosa empeora la persona delira y es necesaria atención médica inmediata.  Mientras, sacar a la persona del sol, remover su ropa y cubrirla con una toalla mojada, y apantallar constantemente. Dar líquidos sólo si están concientes.

Hipotermia: A altas cuotas de altura, o en las altas latitudes de la Patagonia, el frío puede matar. El clima cambiante a ciertas alturas nos puede dejar expuestos antes de que podamos notarlo. Después del atardecer las temperaturas en las montanias o en los desiertos pueden pasar de frío a helado, lo que combinado con viento fuerte (o peor aún si nos mojamos bajo la lluvia) puede hacer que nuestra temperatura corporal baje rápidamente. Lo ideal es no viajar sólo: las parejas son mucho menos  propensas a sufrir la hipotermia. Si viajamos solos y vamos a hacer una caminata es buena idea dejar saber a alguien nuestra ruta y la hora aproximada de regreso. En algunas áreas, siempre hay que contar al frío entre las expectativas.  La hipotermia ocurre cuando el cuerpo pierde calor más rápido de lo que puede producirlo. Es sorprendentemente fácil pasar de muy frío a peligrosamente frío gracias a la combinación de viento, ropas mojadas, fatiga y hambre, a pesar de que la temperatura del aire esté por sobre el puento de congelamiento. Los mejores materiales de abrigo son la lana, la seda y las fibras artificiales modernas como el goretex, ya que son buenos aislantes. Un buen rompevientos es más que recomendable para el sur En cuanto a las provisiones siempre se deberían tener algunos items extra, sobretodo alimentos que contengan azúcares, para generar energía rápidamente. Los síntomas de la hipotermia son: cansancio extremo, dedos dormidos, tendencia a temblar, problemas para articular las palabras, comportamiento violento, irritabilidad, suenio y dolor muscular, Un curioso sintoma es que las personas declaran aveces tener calor y comienzan a sacarse sus ropas. Para tratar una hipotermia leve hay que, inicilamente, sacar a la persona del viento/lluvia, sacarle la ropa si están húmedas y cambiarlas con ropas secas y cálidas. Darle líquidos calientes – no alcohol- y alguna comida que tenga muchas calorías y que sea fácilmente digerible. No frotar a las víctimas: mejor dejar que gradualmente se den calor a sí mismos. El rápido reconocimiento de una hipotermia leve es la única manera de prevenir una hipotermia seria, la que es una condicion crítica. En casos avanzados es necesario (mientras llega ayuda médica) ubicar a la víctima en una bolsa de dormir y meterse con ella.

Mal de máquina: Aquellas personas que tienden a descomponerse al realizar viajes en vehículos pueden tomar algunas medidas para reducir sus penas. Comer ligero antes y durante el  viaje. Intentar encontrar un asiento dónde las molestias del ambiente infieran lo menos posible, por ejemplo, cerca del alla en los aviones o en el centro de los colectivos. El aire fresco suele ayudar, leer o fumar no. Los medicamenteos disponibles contra este mal deben tomarse antes del viaje, cuando ya empezó el malestar no funcionan. Una de los remedios es el jenjibre en cápsulas. Si están en el exterior y no tienen un diccionario a mano:  ginger.

 

Enfermedades infecciosas (y medidas para tratarlas provisoriamente)

Cólera: El brote de cólera que barrió Perú y otros países sudamericanos durante la década del 90 no se ha expandido en la población general argentina. (Notable excepción fueron los pocos casos en el Impenetrable chaquenio) Evitar la comida marina cruda y no consumir hielo en áreas dónde la calidad del agua se sospechosa. La enfermedad se manifiesta por la inesperada aparición de una fuerte diarrea, vómitos, dolor muscular y extrema fatiga y debilidad. Hay que buscar ayuda médica de inmediato y tratar la deshidratación que suele ser letal. Si hay una demora sustancial para llegar a un hospital, se puede empezar a tomar tetracycline (cápsula de 250 mg 4 veces por día para adultos). Esta medicina no es recomendable para personas menores de nueve anios o para mujeres embarazadas. Existe una vacuna contra el colera pero no es muy efectiva, y no es pedida como requisito de ingreso a ningún país. La bacteria que causa el cólera se ingesta por el agua, por lo que prestar atención a ciertas reglas reduce nuetras chances de contagio. Tal vacuna   tiene entre un 20 y un 50% de efectividad y dura sólo de 3 a 6 meses. Además, tiene efectos secundarios. Los países sudamericanos por ejemplo no reuquieren prueba de vacunación para la entrada. Si está a mano, vacunarse no está demás, aunque muchos no recomiendan la vacuna por presuntos efectos secundarios.


Regiones donde el cólera es endémico


Diarrea: un cambio de agua, comida o clima pueden causar diarrea. De la que hay que preocuparse más es de la diarrea causada por la comida contaminada. Es imposible prevenirse totalmente y es hasta normal que muchos viajeros experimenten diarrea, nada que un par de viajes apresurados al banio no puedan solucionar, y en estos casos, si no concurren otros sintomas, no debemos preocuparnos. Una diarrea moderada, digamos, seis de estos viajes repentinos al sanitario por día, es algo ya más molesto. La deshidratación es el principal peligro. Buenos renovadores de fluidos son un té (débil) de hierbas con una cucharada de azúcar,  o sodas o gaseosas  a las que debemos dejar que se vaya el gas y diluir en un %50 con agua. En el caso de una diarrea severa es necesario administrar una dósis de mezcla rehidratante. Las SRO (Sales de Rehidratación Oral) son bastante útiles: hay que mezclar un saché en un litro de agua hervida o embotellada. En una emergencia se puede improvisar una solución de ocho cuharadas de azúcar en un litro de agua hervida (y dejada enfriar por supuesto) y acompaniar con galletitas de agua que sean saladas. Mientras nos recuperamos es bueno hacer una dieta suave que no incluya frutas ni dulces. El Loperamide puede usarse temporalmente para alivianar los efectos de la diarrea, pero no la cura, y no reemplaza fluidos. En algunos casos de diarrea vamos a necesitar antibióticos (cuando hay sangre o mocus, o letargo y fiebre acompanian). Damos algunas indicaciones para en casos de emergencia (si estamos lejos de un médico). Las personas adultas deben tomar norfloxacin 400 mgdos veces por día durante tres días, o ciprofloxacin 500 mg dos veces por día durante tres días. En el caso de quienes viajen con ninios, los antibióticos indicados serían Bactrim, Septrin o Resprim. La dosis depende del peso. Si no nos recuperamos luego de un par de días es imperativo consultar a un médico (si no lo hicimos ya antes) porque el problema puede ser otro (giardia, cólera, disenteria, etc)

Giardiasis: Giardia (también conocida como cucaracha intestinal) prevalece en climas tropicales y se identifica por dolor de estómago, palidez en las heces, diarrea, gases, dolor de cabeza y a medida que la infección avanza, suenio y depresión. Los sintomas aparecen luego de una incubación de dos semanas. Pueden desaparecer por unos días y luego regresar, y así seguir varias semanas. Muchos doctores recomiendan Metronidazole 250 mg (Flagyl) dos veces diarias durante tres días, Esta ***** puede tener efectos secundarios, por lo que otros médicos prefieren tratar la giardasis con 2 grm de tinidazole, tomados juntos deberían bastar, aunque de fallar, el tratamiento se puede repetir hasta tres veces.

Disenteria:  Esta seria endermedad es causada por la ingesta de alimentos o agua contaminada y se caracteriza por diarrea severa (aveces con mocus y sangre). Hay dos tipos de disenteria: la bacilaria, que es incomodante pero no dura; y la disenteria amébica, que es más difícil de tratar. La bacilaria se caracteriza por fiebre alta y diarrea, dolor de cabeza, vómitos y dolor de estómago. No dura más de una semana pero es altamente contagiosa, y por ser causada por bacterias, es responde bien a los antibióticos. Como los sintomas de la disenteria bacilaria son el mejor tratamiento (tanta la fiebre alta como la diarrea intentan liberar al organismo de la infección) no es mala opción guardar reposo unos días hasta que la cosa se calme. Si es necesario viajar durante la infección por fuerza mayor se puede mantener la cosa en orden con un poco de Iomodium o Lomotil. Los médicos normalmente recomiendan Norfloxacin que debe ser tomado en dosis de 400 mg dos veces por día durante siete días, o ciprofloxacin, 500 mg con la misma frecuencia. Si no encontramos ninguna de estas drogas, una alternativa es co-trimoxazole (Bactrim, Septrin, Resprim) dos veces por día durante siete días. La disenteria amébica es más peligrosa. Si no se trata, puede volverse ulcerosa. Si hay sangre en las heces durante más de dos días, buscar atención médica urgente. Para determinar que clase de disenteria tenemos es necesario un test médico, por lo que se dbe ver a uno en primer lugar. Si suponemos que la disenteria es amébica pero estamos lejos de un médico, la dosis recomendada para adultos es 750 mg a 800 mg de metronidazole (Flagyl) tres veces diarias durante 5 a 10 días. Ninios de 8 a 12 la mitad de la dosis, menores de 8: un tercio. Las mujeres embarazadas no deben tomar esta *****. Se debe evitar el alcohol durante el tratamiento y hasta pasados dos días.

Gastroenteritis viral:  Causada por un virus, este tipo de gastroenteritis se caracteriza por calambres de estómago, diarrea y aveces por vómitos y fiebre leve. Lo único que se puede hacer es descansar y tomar tanta agua como sea posible.

 

Hepatitis A. Esta enfermedad causada por un virus afecta el hígado. La hepatitis A, que es la más comun en Sudamérica se contrae por el contacto con comida, agua, cubiertos, banios o individuos infectados. Es un problema común para los viajeros que vayan a zonas con pobres condiciones sanitarias. Los síntomas  incluyen fiebre, dolor de cabeza, chuchos de frío, y fatiga, seguidos de pérdida del apetito, nauseas, vómitos, dolor abdominal, orina oscura y heces de color claro. Ocasionalmente el blanco del ojo se vuelve algo amarillento. Hay que buscar consejo médico, aunque en general no hay mucho que se pueda hacer aparte de reposar, tomar cantidades de agua, comer lígero manteniendo una dieta alta en proteínas y vitaminas. Evitar la grasa, los cigarrillos y el alcohol (este último hay que evitarlo durante los seis meses posteriores a la enfermedad). Si contraemos hepatitis A durante un viaje largo, la mejor opción, si está a nuestro alcance, es permanecer y curarnos en el lugar, y no regresar a nuestra casa en el primer avión. Es cuestión de conseguirse un par de buenos libros sobre el lugar por el que estamos viajando y tomarlo como una inversion en conocimiento. En cosa de un mes podremos seguir viaje. La mejor prevención contra la hepatitis A es la vacuna de largo plazo Havrix, o jarabe de gamaglobulina antes de la partida y un refuerzo cada 3 o 4 meses. El jarabe es útil por ejemplo, si no tenemos la vacuna y tenemos contacto cercano con una persona infectada. Si caemos en cama con hepatitis, las personas con las que tuvimos contacto deben tomar el jarabe.. Si los síntomas de la Hepatitis ya están presentes, es inútil que nos tomemos el jarabe.

Hepatitis B.   Solo se contrae por contacto sexual con una persona infectada, jeringas no esterilizadas, transfusiones de sangre o perforaciones en lapiel (tatuajes, piercing, afeitadas). Entr las posibles consecuencias están los danios permanentes al hígado. La persona infectada deber regresar a su casa inmediatamente y ser hospitalizada. La gamaglobulina no es efectiva contra la Hep. B. Los síntomas son los mismos que en el tipo A, sólo que más severos pudiendo llevar incluso a un cáncer de hígado. Aunque no hay tratamiento para el tipo B, es fácil de conseguir em muchos países la vacuna para el caso. La inmunización consta de dos inyecciones separadas por un mes, y una terecera dosis a los 5 meses de la Segunda.

Tifoide. Comida y agua contaminada son las responsables de la fiebre tifoidea, contra la cual no hay una vacuna que sea 100% efectiva. Los síntomas comienzan con lo que asemeja una gripe combinada con fuertes dolores de cabeza. La fiebre llega a 40 y, al revés que una fiebre normal, el pulso baja. Estos síntomas pueden estar acompaniados por nauseas y vómitos. En la Segunda semana aparecen unos puntos rosas aparecen en el cuerpo. A esta altura se experimenta delirio, temblores del cuerpo, pérdida de peso, etc. Si no hay más complicaciones la fiebre y los síntomas irán desapareciendo en la tercer semana. La atención médica debe ser inmediata porque tranquilamente puede derivar en neumonía. Durante la fiebre el paciente debe ser mantenido fresco. La deshidratación puede ser un problema. La ***** para tratamiento provisorio es la ciprofloxacin, un gramo diario por 14 días, pero es cara y no se consigue aveces. Una alternativa puede ser cloramphenicol, y su dosis 500 mg cuatro veces por día durante 14 días.  Ninios menores de 12 anios mitad de la dosis.

Tetanus.  Esta enfermedad potencialmente letal se encuentra en áreas tropicales con problemas sanitarios y es difícil de tratar. Por suerte la vacuna es altamente efectiva. El tetanus ocurre cuando una bacteria que habita en el suelo entra en contacto con una herida. Es importante higienizar las heridas, cortes y raspaduras.

Rabias.  Es una infección viral fatal. SI planeamos viajar a sitios que estén a más de dos días de viaje de un centro médico hay que vacunarse. Cualquier mamífero puede portar la rabia, que se identifica por el comportamiento extranio del animal o porque tiene espuma en la boca. Mordeduras, pero también rasgunios y lambidas pueden contagiar el virus. Si ello sucede, labar con jabón durante cinco minutos y luego limpiar con antiséptico. Aunque esto reduce los riesgos de haber contraído la rabia, si tenemos serias sospechas de que el animal estaba rabioso,  hay que consultar a un profesional. Aunque estemos vacunados hay que darse un refuerzo de la vacuna. No hay cura para el virus y este es fatal si alcanza el cerebro. Por suerte se mueve lentamente…

 Meningitis Meningococal. Esta seria enfermedad se transmite por contacto cercano con personas que la portan en sus gargantas y fosas nazales. Se transmite facilmente por estornudos, por ejemplo. La enfermedad ataca el cerebro y puede ser fatal. Los síntomas son fiebre, dolor de cabeza, sensibilidad excesiva a la luz y dolores al intentar girar la cabeza. La muerte suele ocurrir en pocas horas, por lo que hay que buscar tratamiento inmediato. Si una inyección intravenosa no está disponible, será necesaria darla intramuscularmente. La vacuna ofrece razonable protección por más de un anio. Es importante evitar areas en las que sabemos que hay brotes repentinos.

Tuberculosis. Casi todos estamos vacunados contra la TB. Quienes no tengan la vacuna deben darsela antes de un viaje superior a tres meses por países con problemas sanitarios. Como las personas saludables no desarrollan sintomas la única manera de saber si hubo exposición a la enfermedad es mediante un test de la piel.

 

 

 

Enfermedades transmitidas por insectos

Malaria. Esta seria enfermedad es transmitida por la picadura del mosquito. Si viajamos por areas endémicas (gran parte de Latinoamerica) es importante evitar a toda costa las picaduras de mosquito y tomar las tabletas que previenen la enfermedad. Los síntomas incluyen fiebre, chuchos de frío, dolor de cabeza, diarrea y dolor abdominal. Sin tratamiento la malaria puede ser fatal. Si no hay tratamiento disponible, las tabletas que se usan con fines preventivos pueden suplir el tratamiento. Se necesita tomar, en tal caso, un tipo de tableta distinto al que veníamos tomando. Si veníamos tomando Fansidar, necesitamos una dosis de dos tabletas de mefloquine 250 mg y dos más 6 hs más tarde. Si veníamos tomando mefloquine necesitamos Fansidar, un única dosis de 3 tabletas. Si estábamos tomando mefloquine y no podemos conseguir Farsidar, las otras opciones son Malarone (atovaquone-proguanil, cuatro tabletas juntas una vez al día durante cuatro días), halofantrine (3 dosis de 2 tabletas de 250 mg cada seis horas) o quinina sulfato (600 mg cada seis horas). Hay un gran riesgo de efectos laterales con estas dosis, mucho más que en el uso normal de estas drogas, por lo que lo ideal es consultar a un méico. Halofantrine no es recomendado por la OMS por sus efectos secundarios, por lo que hay que tomarla si no queda otra. Los viajeros deben evitar las picaduras todo el tiempo. Los mosquitos de la malaria pican del amanecer al atardecer. En este período se aconseja:

 

          vestir colores claros

          usar pantalones largos y mangas largas

          usar repelentes que contengan DEET en areas expuestas (el uso prolongado es danino para la piel, pero el danio es preferible antes que la malaria…)

          Evitar perfumes o lociones para después de afeitar.

          Usar redes de mosquito impregnadas con repelente (permethrin)

          Impregnar las ropas con permethrin desalienta todo tipo de insectos.

 

Mapas de riesgo:

Los siguientes mapas muestran las distintas zonas de riesgo en el mundo y en continente sudamericano.

 

Ahora veamos las zonas de riesgo en Sudamérica

 

 

                           BOLIVIA                                                 BRASIL

 

 

                         PERU                                                                   ECUADOR

 

 

    

 

                       COLOMBIA                                                            VENEZUELA

 

Dengue.  Esta endermedad viral es transmitida por mosquitos y de a poco se está volviendo un problema prioritario de salud en las zonas tropicales. Al contrario de su colega de la malaria, el mosquito Aedes aegypti, que transmite la enfermedad, es muy activo durante el día y es encontrado sobretodo en centros urbanos. Los sintomas son una fiebre alta repentina, dolor de cabeza, y dolor muscular, además de nausea y vómitos. Aveces, 3 o 4 días después de la fiebre aparecen puntitos rojos en la cara. En la fase inicial se lo puede confundir con malaria. Si la nariz sangra esto puede indicar que hemos progresado a la fase de la Fiebre Hemorrágica del Dengue. Esta fase se caracteriza por hemorragias severas, pero es más común entre residentes que entre viajeros. La recuperación puede durar semanas. Si pensamos que estamos infectados hay que buscar atención médica inmediata. Un test de sangre puede excluir malaria e indicar la posibilidad del dengue.Debe evitarse la aspirina, ya que incrmenta los riesgos de hemorragia. No hay vacuna contra el dengue. La mejor prevencion es evitar las picaduras todo el tiempo, siguiendo los consejos indicados arriba para la malaria.

Encefalitis B japonesa. Esta infección viral del cerebro es transmitida por mosquitos. Ocurre en areas rurales ya que el virus es portado por cerdos y aves. Los síntomas incluyen fiebre, dolor de cabeza y alteraciones de  la conciencia. Es preciso hospitalizar para tratar la enfermedad. Hay una gran tasa de mortalidad entre los que desarrollan sintomas, y de aquellos que sobreviven muchos quedan mentalmente disminuidos. Es menester conseguir la vacuna si se viaja a ciertas zonas del sudeste asiático.

Mal de chagas.  Hay pocas posibilidades para el viajero de contraer esta enfermedad causada por el parásito trypanosoma cruzi que es transmitida por la vinchuca. Este bicho habita en los techos de paja de viviendas humildes hasta los 2800 msnm. Al presente no hay cura y la muerte sobreviene a los pocos anios. Algunos estiman que el 25% de la población de Bolivia tiene la enfermedad. La mejor prevención es no dormir en tales viviendas o cubrirnos con una red si lo hacemos. Si nos pica una vinchuca nos damos cuenta: es doloroso y sobreviene una marca violeta oscura en el sitio de picadura y/o alrededor de los ojos. . Si alguien es picado debe lavar el área afectada, sin rascarse, porque el parásito puede entrar en la piel. La enfermedad solo es tratable si detectada al instante. Si nos ocurre en Bolivia la mejor opción es tomar un avión urgentemente hacia Cochabamba. Allí dirigirse al Instituto de Chagas de San Simón. El test sanguineo tarda seis semanas en confirmar si la enfermedad está presente.

Leishmaniasis. Esta enfermedad, que se vuelve realmente horrible sin tratamiento es causada por un protozoo que se transmite por la mordida de la mosca amazónica, también muy comunes en Brasil y en la zona de junglas de Bolivia. El primer sintoma es el de una picadira que no cicatrica. Por dentro el protozzo ataca al hígado, y si no recibimos tratamiento sobreviene al tiempo una gangrena que se extiende a todo el organismo y al tacho.  El tratamiento es un régimen de drogas a base de antimonio.

Fiebre Amarilla.  Es endémica en casi todo Sudamérica. Es transmitida por mosquitos. Se manifesta en inicio con fiebre, dolor de cabeza, dolor abdominal y vómitos. Parece que nos estamos aliviando cuando llega la etapa más severa, en que hay riesgo de danio permanente al hígado. No hay tratamiento salvo intentar mantener la fiebre baja y evitar la deshidratación. Hay una vacuna que ofrece protección por 10 anios.

 

Mapas de zona de riesgo de la Fiebre Amarilla:

       
En marrón claro las zonas endémicas de esta enfermedad.

 

Myasis. Este infección es causada por las larvas de las moscas tropicales, que dejan sus huevos en pantanos o ropas muy sudadas. Las larvas se infiltran en la piel y causan dolor e hinchadura. Para matar al invasor hay que, dejar caer un poco de hidrogen-peroxide, alcohol o aceite sobre el moretón para cortar su suministro de aire. Después hay que apretar el moretón para expulsar a la larva. Doloros porceso, pero mejor a sufrir las consecuencias.