El fútbol en Argentina, una gran ventana al turismo

El turismo tiene muchas aristas, va desde el de aventura, al religioso o de excursión hasta el de hoteles, pero en la Argentina, una tierra bañada de fútbol de Norte a Sur y de Este a Oeste, no cabe duda que si deseas hacer un turismo deportivo es esta nación tierra  de grandes futbolistas que le han dado reconocimiento mundial, el país que debes conocer.

Si es cierto Brasil es quizá la meca del fútbol en el mundo, pero Argentina tiene también su encanto en esta materia pues tiene gran palmarés tanto a nivel de clubes como en selecciones y ni hablar de individualidades desde Alfredo Di Stefano  hasta Kempes, Ardiles, Maradona y más recientemente Lionel Messi dan pie para que hagas un visita de turismo deportivo en este país de pasión por el llamado deporte rey.

Sin embargo, la mayor atracción en materia del turismo visto desde el fútbol en la Argentina, está puesta en Diego Armando Maradona,  son muchas las personas que venidas de otros lugares del mundo, quieren conocer la historia de este jugador que partió en dos la historia de esta disciplina deportiva  en su país.

Por ejemplo muchos se acercan hasta el estadio que lleva su nombre para observar la cancha donde debutó este futbolista de renombre, vistiendo la camiseta del Argentinos Juniors , primer club de su país donde vio acción y donde saltó a la fama mundial y le dio  el nombre que hoy por hoy a pesar de las circunstancias que hoy día le rodean, sigue siendo una referencia.

Argentina campeona del mundo en 1978

La selección de Argentina logra el campeonato del mundo a expensas de Holanda, en un marco inolvidable y con una figura como Mario Alberto Kempes en plan estelar siendo quien destara de aquel once inicial, que saltará al terreno de juego a disputar la copa FIFA, que alzara Daniel Passarella como capitán de esa selección.

La infraestructura dejada luego de la disputa del mundial de fútbol del año 1978, donde Argentina logró su primer campeonato, dejó la mesa servida para que fueran esos estadios motivo de admiración por quienes le visitan, bien por cuestiones de orden laboral o por aquellos que lo disfrutan observando además un buen partido de los torneos domésticos e incluso las competiciones internacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *