Botiquín de primeros auxilios para viajar con niños

Uno de los proyectos que más entusiasma a la familia es un viaje de vacaciones. Sin duda todos se emocionan y participan para emprender esa fascinante aventura.  Entonces, la idea es prepararse lo mejor posible para disfrutar al máximo, sobre todo si se viaja con niños. En este artículo encontrarás la guía para alistar un completo botiquín de primeros auxilios.

Algunas consideraciones que debes tomar en cuenta

Un botiquín completo no tiene que significar problemas de espacio en el equipaje, pero hay que tener cuidado de que no se quede nada de lo absolutamente necesario. Si los niños o algún integrante de la familia tienen un tratamiento médico permanente, es importante llevar todas las dosis e incluir por lo menos 5 días adicionales, pues si ocurre alguna alteración en el itinerario no habrá que preocuparse.

Si el viaje es internacional, convendrá tener a la mano un récipe médico con la indicación de los medicamentos, especificando sus componentes y concentración, pues en caso de tener que adquirirlos se tendrá la precisión del fármaco. Además hay que tener en cuenta que los sistemas de salud varían y puede ser que algún componente de la fórmula amerite un registro o condición especial para adquirirlo.

Además de los tratamientos indicados,  es muy aconsejable tener a la mano una dosis de antialérgico, un analgésico y un antipirético infantil. Estos deben llevarse en el equipaje de mano para disponer de ellos en cuanto se necesiten.

Al viajar con niños no puede faltar un ungüento o spray para dolores musculares, por si ocurre alguna caída o tropiezo. También es útil llevar un gel frío que se puede guardar en la nevera del hotel  para refrescar la piel luego de un día de playa.

Ya que mencionamos la playa,  es prioritario incluir como botiquín de primeros auxilios el bloqueador solar. Se debe tener siempre para los niños los de máxima protección y recordar que se deben aplicar varias veces al día.

Si las vacaciones son a climas fríos se deben empacar gorros, guantes y bufandas además de chaquetas impermeables. Las medias para invierno también ayudarán a mantenerlos abrigados y protegidos.

Si se tienen dudas sobre lo que pueda faltar,  se puede adquirir un kit de primeros auxilios que está disponible en farmacias y perfumerías. Esto te asegura que no falte nada y que todo esté ubicado en un solo lugar del equipaje.

Finalmente, un consejo muy útil es integrar a los niños en la elaboración del equipaje y hacerles saber  a los más grandecitos dónde se guardan los medicamentos y el kit de primeros auxilios… Feliz viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *