El turismo sustentado en la educación

En los últimos años ha surgido dentro del turismo,  una nueva vertiente que está creciendo vertiginosamente, se trata del turismo educativo, una tendencia que se abre cada día entre los viajeros como una nueva forma de recorrer y conocer el mundo y sus bondades, sumado al fin último que no es otro que el de formarse académicamente.

Este modelo de viajar por el mundo tiene dentro de sí le esquema tradicional de la educación, bien sea que la necesidad del viaje sea por la asistencia a talleres, congresos, conferencias o simplemente un lapso de tiempo para someterse a algunas evaluaciones si es el caso de ingresar a algún centro de estudios.

Independientemente de cual sea la razón, esta posibilidad d viajar teniendo como base la educación plantea entre otras cosas el cambio de panorama, el enriquecimiento del conocimiento, así como también el ampliar el espectro laboral o en su defecto, el crecimiento en lo colectivo y por supuesto en lo personal.

Otros planteamientos sobre el turismo educativo

Esta modalidad del turismo, en realidad no tiene mayores cambios al fin último de la industria sin chimeneas, el cual no es otro que interactuar con otras maneras de ver el mundo, otros pareceres y otras culturas, aprender de ellas y enriquecer las experiencias, sin embargo la diferencia estriba en que no vamos de vacaciones, sino en el cumplimiento de una misión: la formación académica.

Desde otro punto de vista, el turismo educativo es visto como otra manera de ingreso de recursos, pues quien realiza un viaje bajo estas características, tiene la necesidad de hospedarse y alimentarse en lugares que no conoce, de manera  que deja allí un importante ítem que puede ser sometido a estudios estadísticos para conocer ese movimiento en particular.

Por otro lado, estos estudiantes son, quizá sin saberlo promotores de los sitios que habitan pues hacen vida  no solo en donde estudian, sino que se desenvuelven en cada rincón de la ciudad que los acoge para su formación más inclusive que en sus propias regiones.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *