Un paraíso llamado Los Roques

Declarado Parque Nacional en el año de 1972, Los Roques en Venezuela es uno de los lugares seleccionado por los turistas del mundo y de la propia nación caribeña, para vacacionar en esta paradisíaca isla ubicada a casi 180 kilómetros de Caracas, ciudad capital de este país suramericano, que además cuenta con otros sitios de interés turístico. 

En el caso de Los Roques, se puede decir que forma parte de los tres ejes de mayor atracción de turismo de los tanto que se conservan en Venezuela, al lado del Parque Nacional Canaima y la muy conocida Isla de Margarita, lugares donde llegan personas venidas de cualquier parte del mundo, a disfrutar de sus encantos. 

Este fabuloso archipiélago está conformado por un conjunto de formaciones insulares conocidos como cayos, y aproximadamente unos 300 bancos de arena, lo cual convierte a Los Roques en un reservorio natural de especies marinas; muchas de ellas se logran ver a simple vista pues una de las características que tiene esta isla es sus aguas claras y cristalinas. 

Cómo llegar a Los Roques

Para arribar al Parque nacional, se puede hacer de dos maneras, una por mar zarpando desde el puerto marítimo de La Guaira en yates, veleros o en embarcaciones de pequeñas dimensiones, y si lo haces por aire, este viaje se puede hacer principalmente desde el aeropuerto de Maiquetía, también ubicado en el estado La Guaira. 

En este caso de los vuelos aéreos hasta Los Roques, existen varias empresas, tanto públicas como privadas, que ofrecen el servicio de traslado; dentro de las aerolíneas más famosas que realizan este viaje se encuentran Fly To Los Roques, Albatros y la estatal Conviasa, cuyos boletos en la mayoría de los casos forman parte de los famoso paquetes turísticos que ofrecen las distintas empresas encargadas para tal fin.   

Es importante destacar, para la tranquilidad de las personas que desean en cualquier momento de su vida visitar Los Roques, que este archipiélago  cuenta con una infraestructura de hospedaje bien consolidad, las hay para todos los niveles de exigencia y para las comodidades financieras de cada quien. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *